Trabajar en un restaurante, ya sea como cocinero, auxiliar de cocina o como camarero, requiere tener unas habilidades, técnicas y conocimientos para poder ejercer las funciones correspondientes. El curso de manipulador de alimentos es uno de los requisitos mínimos para poder llevar a cabo dichas tareas —siempre y cuando se trabaje con alimentos, directa o indirectamente—. Es un curso que abre puertas dentro del sector y que, además, resulta de gran importancia, ya que sus contenidos son muy relevantes —y pueden resultar de gran ayuda para la salud de las personas—.

A continuación, te explicamos con más detalle para qué sirve el curso de manipulador de alimentos, pero también qué contenidos podemos encontrar en él y por qué resulta tan importante en el sector de la hostelería. Sigue leyendo este artículo para más información.

¿Qué es y para qué sirve el curso de manipulador de alimentos?

El curso de manipulador de alimentos es un curso que tiene como objetivo inculcar a todas las personas que trabajen en la manipulación de los alimentos una serie de rutinas y pautas de higiene para que los alimentos se mantengan en perfecto estado, evitando de esta forma procesos como la contaminación cruzada, la aparición de gérmenes y bacterias, que los alimentos se caduquen —y, en definitiva, causar problemas de salud a los consumidores—.

En resumen, tal como nos explican desde el portal especializado en alimentación e higiene, Cocina 10, este curso tiene como fin mejorar la higiene de los alimentos y enseñar rutinas con el fin de evitar causar problemas de salud. En España el curso de manipulador de alimentos es obligatorio, tal como se introdujo en el reglamento CE 85/2004. Este establece que todas las empresas alimentarias y hosteleras deben formar a sus trabajadores de acuerdo a las pautas que se establecen en dicho curso. Ahora bien, lo que no resulta obligatorio es tener el carnet de manipulador de alimentos, ya que este fue derogado por el Real Decreto 109/2010.

Tipos de cursos de manipulador de alimentos

Dependiendo del trabajador en cuestión y del grado de implicación en las labores relacionadas con la manipulación de los alimentos, podemos distinguir dos tipos de certificados de manipulador de alimentos. Estos son:

  • Certificado de Manipulador de Alimentos de bajo riego: Este certificado, también conocido como de nivel básico, está destinado para todos los trabajadores que entren en contacto con los alimentos de manera ocasional o indirectamente. También resulta de utilidad para quienes participan en la cadena alimentaria, pero sin contacto directo con los alimentos.
  • Certificado de Manipulador de Alimentos de alto riesgo: Este certificado se destina para quienes trabajan directamente con los alimentos. Se trata de un curso de mayor duración ya que en él se tienen en cuenta una mayor cantidad de contenidos. Este curso está destinado para cocineros, charcuteros, panaderos, pescadores, camareros, dependientes de comercios de alimentación, fruteros… Este curso ayuda a evitar que se produzcan intoxicaciones alimenticias que pueden ocasionar serios daños —a veces, incluso mortales—. Muchos de estos cursos recogen información sobre alérgenos e intolerancias alimenticias.

Contenido del curso de manipulador de alimentos

Los cursos de manipulador de alimentos suelen contener un temario muy similar entre sí, aunque con algunas variaciones —dependiendo del riesgo, por supuesto—. Estos suelen incluir temarios muy similares a los que listamos a continuación:

  • Contenidos teóricos sobre la definición de alimentos, su clasificación y criterios de calidad.
  • Alteraciones de los alimentos y su deterioro —tanto de origen animal, como vegetal—.
  • La manipulación higiénica de los alimentos durante la cadena alimentaria —ya sea desde su origen, hasta su trasformación, tratamientos, trazabilidad…—.
  • Las instalaciones del puesto de trabajo y los métodos para desinfectar las herramientas, distribución de las instalaciones, iluminación adecuada para evitar accidentes…
  • Cuestiones de higiene personal.
  • Proceso de información de productos alimenticios, como el etiquetado y la caducidad.
  • Los métodos de conservación de los alimentos.
  • Las cuestiones de alergias e intolerancias…
  • Legislación aplicable al manipulador de alimentos.